En este momento estás viendo 5 consejos para ganar dinero e invertir siendo joven

Bienvenidos a un nuevo artículo donde te queremos explicar qué hacer si eres adolescente y quieres empezar a invertir tu dinero.

Antes de empezar con el artículo queremos felicitarte.

Porque si eres un adolescente y estás leyendo esto, significa que estás interesado en invertir y eso no es algo normal en las personas de tu edad.

Formas parte del 0.1% de la población adolescente.

Por eso, con que apliques uno de los conceptos que vamos a explicar a continuación ya vas a estar por delante de millones de personas.

Lo cierto es que este artículo está recomendado para el adolescente que tiene cumplidos los 18 años o está a punto de cumplirlos.

¿Por qué?

Con esa edad ya eres considerado como un adulto y vas a poder hacer exactamente lo mismo que una persona que tenga 50 años.

¿Preparado para saber de qué estamos hablando?

Pues… ¡Comencemos!

1º Tener tu propia cuenta bancaria.

Seguramente, ya poseas una, pero la compartas con tus padres, hermanos o algún familiar. Pero ha llegado tú momento, como adulto que eres necesitas tener una cuenta bancaría que sea 100% tuya.

Da igual que identidad bancaria sea, lo único que te recomendamos es que busques un banco que no te acribille a comisiones.

Es decir, que tengas una cuenta que no te cobre comisiones solo por el hecho de tenerla activa, que no te cobre comisiones por hacer transferencias, que no te cobre por poseer una tarjeta de crédito, etc.

En el caso de que no exista ninguna identidad bancaria que no cobre comisiones, siempre elige aquella que posea las más bajas posibles.

Y por supuesto, no tienes que tener siempre todo el dinero en el mismo banco. Puedes utilizar todos aquellos que te interesen.

Otra opción es crearte una cuenta bancaria online.

Aunque tengas una en un banco tradicional, es decir, con oficinas cerca de casa, no es mala idea que comiences a investigar cómo funciona un banco online, puesto que son realmente el futuro.

Son igual de seguros que un banco tradicional y te van a permitir tener cuentas sin ninguna comisión, así como hacer transferencias con comisiones bajísimas entre otras muchas ventajas.

Si te ha gustado está última idea, te recomendamos que utilices Transferwise o Revolut

Nosotros usamos estos dos desde hace mucho tiempo y nunca hemos tenido ningún problema.

Te puedes crear una cuenta bancaria en 10 minutos.

¿Se puede pedir algo más a un banco?

2º Evita endeudarte

Quizá te parece una locura, pero es más común de lo que te piensas.

Hay muchísimas personas que piden préstamos para comprarse un coche, irse de vacaciones o por el simple hecho de comprarse un ordenador de última generación.

No tiene ningún sentido.

No decimos que no puedas hacerlo, pero si puedes evitarlo muchísimo mejor.

Solamente piensa que, si tienes que pedir un crédito para conducir un Audi, un Mercedes o un Bmw, es que no puedes comprarte un coche, por lo tanto, el hecho de endeudarte no tiene sentido. Ya que podrás comprártelo más adelante cuando puedas hacerlo con tu propio dinero, sin pedir nada.

Porque si pides un préstamo, no solo pagarás los 20.000€ del coche sino que también perderás dinero al tener que pagar los intereses por ese préstamo que habías pedido.

La mayoría de los créditos que van destinados a este tipo de cosas poseen intereses muy pero que muy altos, por lo tanto, evita al máximo posible las deudas de este tipo.

3º Ahorra todo lo que puedas

El tercer consejo es que ahorres viviendo por debajo de tus posibilidades para poder invertir.

Para invertir es muy importante tener dinero y la única forma de tener dinero es ahorrando, por lo tanto, la mejor manera es viviendo por debajo de tus posibilidades.

Por ejemplo, si estás trabajando y tienes un sueldo que te permite alquilar un piso de 2.000€/mes, evítalo y alquila un piso de 1.000€/mes, ya que de esta forma podrás ahorrar el resto.

Aquí es donde normalmente la gente tiene el problema, puesto que su sueldo le permite vivir con 1.000€ y ellos viven por encima de él. Es por eso que aparece el problema grave de la falta de liquidez en los hogares promedio.

Por el contrario, si tú realizas estos consejos podrás poco a poco ahorrar dinero, el cual invertirás después para conseguir más rendimientos económicos gracias al dinero invertido.

Esta es la base para conseguir cuentas bancarias millonarias a largo plazo. Y es importantísimo empezar a invertir cuanto antes.

Sí, ¡tú estás en el momento perfecto para hacerlo!

4º Estudiar no es suficiente

Tener una carrera o tener un módulo o un ciclo de formación profesional está genial y es algo que te va a servir muchísimo, pero desgraciadamente en la actualidad no es suficiente para encontrar un buen trabajo.

Nuestro consejo es que cambies la mentalidad, es decir, mientras estás estudiando no te dediques solo a eso, sino haz paralelamente otras cosas.

Durante los años de carrera tienes la suerte de tener una cierta estabilidad y no tienes que rendirle cuentas a nadie ya que estás estudiando.

Mientras llevas a cabo tus estudios oficiales, puedes (y debes) buscar trabajos que te den experiencia, empezar un nuevo proyecto, aprender nuevas cosas que no te estén enseñando en tu universidad…

Es muy común que las personas durante este período no hagan otra cosa, pero como tú eres diferente, salte del rebaño y sigue nuestro consejo (en unos años nos lo agradecerás).

Aprovecha ese momento en el que aún tienes tiempo libre porque la vida te está ofreciendo una grandísima oportunidad y probablemente no lo estés aprovechando.

¿Te has parado a pensar que cuando termines tus estudios todos tus compañeros y compañeras tendrán el mismo título que tú?

Piensa que si tú a parte de estudiar te dedicas a tener empleo o realizar nuevos proyectos y aprendizajes extra oficiales, ya no serás como ellos.

Puesto que, tu currículo no solo poseerá un título sino que además tendrá experiencia, cosa que te va a diferenciar de la gran multitud recién salida de la carrera.

Y que conste que nosotros no te estamos diciendo que no vayas a la universidad o que no estudies.

Solo consideramos que no necesitas la universidad y ninguna formación oficial para emprender con éxito, pero que no lo necesites no quiere decir que no debas hacerlo o que sea beneficioso para tu carrera laboral a largo plazo.

Recuerda, no tienes que dejar todo para emprender, puedes y debes hacerlo mientras estudias.

5º Cómo empezar a invertir siendo joven

Hemos llegado al quinto consejo, seguro el que más estabas esperando: empieza a invertir ya.

Ha llegado el momento de enseñarte la mejor forma de invertir siendo joven y teniendo en torno a 18 años.

Es muy sencillo decir voy a invertir pero, ¿sabes en qué debes invertir y cómo hacerlo?

Será en este apartado donde te vamos a dar todo tipo de consejos para que inviertas correctamente siendo adolescente.

Antes de nada y muy importante: debes tener una mentalidad enfocada en el largo plazo.

La mayoría de las personas que pierde dinero invirtiendo es porque piensa en corto plazo y en ganar dinero rápido.

Pero si cambias el chip y piensas en inversiones a largo plazo con 18 años lo tienes que hacer muy muy pero que muy mal para no ganar dinero invirtiendo.

Hablamos totalmente enserio, si empiezas a invertir con 18 años y no retiras tu inversión hasta cumplir los 50 años es muy difícil que hayas perdido dinero en el trayecto.

Lo más normal a la hora de invertir es ganar entre un 7% y un 12% al año.

Es muy raro poder ganar ese tipo de porcentajes de forma mensual. En el caso de que te ofrezcan eso, desconfía.

Ya que puede ser una estafa o inversiones con muchísimo riesgo, que pueden hacerte perder toda tu inversión.

Para que veas que te decimos la verdad, uno de los inversores más famosos del mundo como es Warren Buffet, tiene una rentabilidad media de un 10% mensual. Pero claro, es de los mejores inversores del mundo. Eso no es lo normal en el mundo tradicional de las inversiones.

Para ir empezando, te recomendamos que dividas todos tus ahorros en dos tipos de inversiones.

Una más tradicional (más a largo plazo y más segura) y otra con más riesgo.

En la inversión tradicional deberás invertir como mínimo un 50%. En aquella con más riesgo puedes invertir desde el 50% restante o aún menos (lo que realmente consideres), dependerá del riesgo que quieras asumir. Una opción arriesgada pero muy interesante para destinar una parte de tu inversión podría ser criptomonedas (en principio solo céntrate en comprar Bitcoin como reserva de valor, a modo ahorro).

En la parte tradicional, aquella enfocada en el largo plazo, te recomendamos que inviertas en fondos de inversión indexados a índices.

¿Qué es un fondo de inversión indexado que replica un índice?

Pues bien, un fondo de inversión es como una “bolsa” en la cual hay muchísimas acciones, esta será gestionada por un gestor de fondos, comprando y vendiendo acciones.

Su objetivo es conseguir una rentabilidad.

La gracia de estos fondos de inversión es que tú vas a poder invertir por ejemplo 10.000€ y vas a estar comprando no solamente una acción, sino que vas a comprar todas las acciones que posee ese fondo de inversión.

De primeras no inviertas en un fondo de inversión que te proponga un banco, mejor invierte en un fondo indexado.

Es decir, un fondo indexado es un fondo que va a replicar un índice.

Por ejemplo, el SP500 es un índice que recoge las 500 empresas de EEUU con mayor capitalización.

Si tú inviertes en el fondo indexado del SP500 ningún gestor podrá decidir si comprar o vender una acción.

Simplemente vas a estar invirtiendo siempre en las 500 empresas mayores.

Si del índice sale una empresa porque tiene más capitalización es entonces el propio fondo el que automáticamente va a vender esa acción y va a comprar una nueva de la nueva empresa que se incorpore.

¿Por qué invertir en este tipo de fondos de inversión siendo joven?

Nosotros te recomendamos invertir en este tipo de fondos de inversión por dos razones.

La primera es porque las comisiones de este tipo de fondos son muy bajas. Cuando tú vas a invertir en un fondo de inversión que te ofrece un banco, este te va a cobrar comisiones, ya sea para mantener, por sacar dinero o comprar.

Y los fondos indexados, al ser un fondo que nadie gestiona y que replica a un índice que es totalmente automático, las comisiones son muy bajas.

Estamos hablando de comisiones del 0,03%.

La segunda razón es que, si tú objetivo es invertir a largo plazo, es decir, a 15 o 20 años mínimo, está demostrado históricamente que los fondos indexados sacan beneficio a largo plazo. Es decir, éstos siempre van a tener una mayor rentabilidad que un fondo de gestión activa.

Sí, los fondos de gestión activa (fondos de banco) van a tener una menor rentabilidad que los fondos indexados.

Por tanto, lo que tú vas a conseguir invirtiendo en fondos indexados que replican un índice es mayor rentabilidad a largo plazo y además pagando menos comisiones.

En definitiva, no te estamos obligando a que inviertas en un fondo indexado, pero si te estamos mostrando todas las ventajas que puedes conseguir invirtiendo en ellos.

Desde luego, es una inversión muy inteligente.

Si quieres saber más sobre este tipo de inversiones te aconsejamos que eches un vistazo a este gran artículo, ¡te encantará!

Esperamos que te ayudado esta entrada de blog y que te haya aclarado las dudas sobre cómo conseguir hacer buenas inversiones siendo joven y adolescente.

Un saludo y…

¡Hasta pronto!