En este momento estás viendo Cómo empezar a ser trafficker digital

Bienvenidos a un nuevo artículo, en él os explicaremos qué es un trafficker y cómo te puedes convertir en uno desde cero.

Este artículo viene siendo un curso gratis de trafficker digital, donde entenderás en qué consiste este modelo de negocio y cuáles son los pasos que tienes que seguir para empezar a ejercer en esta actividad.

¿Estás preparado?

¡Vamos al lío!

Qué es un trafficker digital

Desde hace tiempo se viene hablando de la figura de trafficker digital en los negocios y esto simplemente es el nombre que se le designa a la figura de media buyer.

Trafficker digital es el responsable de definir la estrategia publicitaria de una marca de internet, así como de su gestión, es decir, conseguir tráfico online para una empresa.

Este trabajo consiste básicamente en hacer anuncios en redes sociales siguiendo un método estratégico concreto.
No te creas que esto es algo sencillo, al contrario, es toda una ciencia ya que hace falta tener conocimientos y manejar a la perfección todo el sector de los anuncios online.

A la hora de hacer anuncios en redes sociales tienes que tener en cuenta ciertos parámetros que se van a repetir en la operativa de un media buyer, como son:

Audiencias: por ejemplo dirigir los anuncios a un determinado sector, como puede ser el de personas que te sigan en redes sociales. También puedes tener audiencias de gente que haya visitado una página web o gente que ha llegado al check-out de una tienda online pero que finalmente no haya comprado. Realmente, la cantidad de tipos de audiencias tiende a ser infinita.

Intereses: cuando un trafficker digital publicite anuncios en redes sociales va a poder segmentar por multitud de intereses distintos. Es decir, va a poder elegir a qué tipo de personas les aparezcan los anuncios dependiendo de sus gustos, tipos de trabajos que realizan en el día a día, poder adquisitivo, personas a las que le gusten los gatos, gente que busque recetas de cocina o siga el programa de Masterchef, etc.

Audiencias similares: en este caso indicarás a la red social donde te anuncies una audiencia que ya has creado anteriormente y te ha funcionado y de esta forma, la propia red social podrá crear una similar basada en su gigantesca base de datos.

Por ejemplo, indicas a Facebook que tienes una audiencia de 5.000 personas que han comprado un producto en una tienda online, ahora esta red social creará una audiencia similar, analizará todas esas personas y te dará otra lista, donde aparecen personas similares que no formaban parte de tus compradores y que tienen comportamientos de compra similares.

Por tanto, cuanto más grande sea esta audiencia de compradores, más compleja y más exacta va a ser esta audiencia similar creada por el algoritmo de Facebook.

Esto lo puedes hacer tanto para compradores como para cualquier audiencia que se te ocurra.

Segmentación por ubicación: es la parte más clásica, tú a la hora de hacer anuncios vas a poder segmentar si quieres que aparezcan en todo el mundo, en España, todo el mundo menos en algún país.

También podrás segmentar por sexo, por lugar de residencia, por edad y por un montón más de factores para hacer el anuncio perfecto.

Existen un montón de aspectos más a tener en cuenta a la hora de hacer anuncios en las redes sociales.

Pero sin duda estos son los más importantes y los que más se utilizan.

Se pueden hacer anuncios en muchísimas redes sociales, pero claramente la más importante es Facebook.

¿Por qué?

Tanto Facebook como Instagram han invertido cantidades estratosféricas en poseer la mayor base de datos del mundo sobre perfiles personales y poseen una plataforma de anuncios muy avanzada y completa, pero también puedes anunciarte en Google, Snapchat, TikTok o YouTube.

El funcionamiento de todas estas redes sociales para hacer publicidad es relativamente sencillo y similar, pero cada una posee su estilo y estrategia.

Algo muy importante a la hora de hacer anuncios en redes sociales es el Pixel.

Por ejemplo, el pixel de Facebook es un código que debes colocar en tu sitio web y funciona como una herramienta de análisis y trackeo.

Este código funciona al colocar y activar cookies que realizan un seguimiento a los usuarios mientras estos interactúan con tu sitio web y/o tus Ads.

Recoge información sobre el CPC (coste por clic) si estas recogiendo datos de tus clientes. También, podrás medir lo que te cuesta el CPL (coste por Lead) gracias al pixel de cualquier red social sabrás cuánto dinero te has gastado en anuncios para conseguir que una persona te deje sus datos, te contacte, te realice una compra, etc.

Luego, encontrarás el CPA (coste por adquisición) este es el indicador más importante, puesto que te va a decir cuánto dinero te tienes que gastar en anuncios para conseguir una venta.

Por ejemplo, si tu CPA es de 2€ o 2 dólares gastados en publicidad, significa que pòr cada 2€ que inviertes en publicidad generas una venta.

Una vez entendido en qué consiste esto de ser trafficker digital o media buyer, tienes que entender que el modelo de negocio de las personas que se dedican a esto, consiste en ser experto en todo lo relacionado con lo anteriormente mencionado.

De esta forma podrás ofrecer tus servicios tanto a particulares como a empresas.

Cada trafficker digital va a determinar su propia tarifa, al final no deja de ser un freelancer, pero lo común en este sector suele ser cobrar un sueldo fijo que puede rondar los 1.000€ y luego, un salario variable en función del beneficio generado o bien por el tráfico generado.

Lo mejor de ser trafficker digital

Como en todo negocio siempre existe una serie de beneficios o ventajas que hacen que salga rentable realizarlo, en este caso hablamos de:

1º Si eres bueno nunca te va a faltar trabajo.

Parece muy típico, pero es que en este sector no existen tantas personas que sepan manejar a la perfección todo el mundo de la publicidad digital y como estarás comprobando, cada día existen más personas que emprenden en empresas digitales.

¿Y qué empresa no quiere vender más?

Ninguna, es por eso que todas estarán dispuestas a pagar a profesionales que les consigan tráfico y más ventas.

2º Puedes trabajar desde cualquier lugar

No es necesario tener un despacho o una oficina para ejercer este modelo negocio, simplemente con tener buena conexión a Internet y un buen ordenador o tablet, puedes desempeñar este trabajo a la perfección.

Quién no ha imaginado alguna vez estar disfrutando de los amigos, familia o poder ir de viaje cuando quieras mientras trabajas, pues siendo trafficker digital puedes hacerlo realidad.

3º Una inversión baja

Para dedicarte a generar tráfico digital no tienes que invertir gran cantidad de dinero, pero debes tener tiempo para formarte, ya que si no estás al día y bien formado en este ámbito no sirve para nada. 

Una vez tengas una buena formación tendrías que crear una web para ofrecer toda la información de lo que ofreces de forma sencilla y rápida a tus clientes.

4º Puedes utilizar tu habilidad en tus propios proyectos.

Si eres un buen trafficker digital y te formas en todo el sector de la publicidad online, esta habilidad te va a servir para cualquier otro proyecto que quieras hacer.

Por ejemplo, decides tras un tiempo dejar de trabajar para empresas y quieres montar tu propio negocio online. Pues podrás realizarte todo tipo de tráfico digital, así como publicidad.

5º La publicidad la paga el cliente

Por supuesto, la publicidad la paga el cliente. El trafficker lo que va a hacer es acceder al Business Manager de la empresa, estar dentro de toda la configuración de anuncios y desde ahí configurarlo todo.

Por lo tanto, todo el dinero que se invierta en publicidad va a ser lo que quiera destinar la empresa.

Tú solo tendrás que invertir correctamente todo el presupuesto que te hayan cedido cada uno de tus clientes.

6º Trabajar con clientes de nichos diferentes

Otra gran ventaja de ser trafficker digital es que puedes trabajar con todo tipo de clientes y eso va hacer que no te aburras a la hora de hacer tu trabajo.

Encontrarás todo tipo de empresas: desde inmobiliarias hasta dentistas incluso personas que se dedican a vender cursos o políticos que quieren potenciar sus campañas de votaciones.

Y es que, todas las personas necesitan anunciarse en internet, ya que todo el mundo se encuentra conectado ahí dentro.

Los 3 pilares para ser buen trafficker digital

Para trabajar como trafficker digital te hacen falta tres cosas:

1- Habilidad

Aunque parezca obvio y repetitivo, es muy importante tener la habilidad de ser un buen trafficker digital, ya que de otra forma no conseguirás que te contrate nadie.

Si estas interesado en formarte y llevar a cabo esa destreza, te ofrecemos un enlace oficial de Facebook sobre una formación totalmente gratuita. En ella te explican exactamente cómo utilizar su plataforma de anuncios.

Además, un segundo link de la mano de Facebook para poder hacer formaciones con certificación sobre esta red social y su gestión publicitaria.

2- La venta

Una vez te hayas formado bien tienes que conseguir vender estos servicios a tus clientes.

Para conseguir ventas debes construir una marca personal. De esta forma conseguirás estar presente en diferentes redes sociales y darte a conocer generando más confianza.

Lo más difícil de todo es encontrar al primer cliente, ya que no tienes un track record, por lo tanto, nadie te conoce, ni nadie se fía de ti.

Es por eso que te recomendamos que comiences a ofrecer tus servicios de forma gratuita durante un tiempo limitado, a través de tu marca personal en diferentes redes sociales.

De igual forma, también te puedes promocionar con un fee más bajo o cualquier otra estrategia que creas que puede ser atractiva y que te consiga clientes.

Otro consejo que podemos regalarte es que te centres en un nicho en particular.

Por ejemplo, un dentista no va a buscar un trafficker digital general, sino alguien que conozca su sector para así publicitarlo mejor.

3- La retención

Una vez hayas conseguido generar una venta y tener un cliente, es importante que lo retengas mes a mes.

En definitiva, estos tres pilares son súper importantes para convertirte en un increíble trafficker digital.

Como te venimos diciendo en los anteriores apartados, es muy importante poseer la habilidad para comenzar en este negocio.

Hay millones de estrategias distintas, las cuales funcionan perfectamente, pero para demostrar todo lo que vales, serán los resultados lo que lo cuenten.

Es decir, tú CPC, cuánto te cuesta que un cliente haga clic en un anuncio, cuánto te cuesta que dejen sus datos en la web, tú CPL y el CPA.

Esto será lo que realmente va a determinar si eres bueno o no.

Créenos, a las empresas le van a dar igual horas que trabajes porque si no consigues tráfico ni clientes, no sirve de nada las 20 horas al día que le puedas dedicar.

Por otro lado, queremos recomendarte desde nuestra perspectiva que no te autodenomines como trafficker digital, ya que es un nombre que está quemado, que tiene mala fama en el mundo de internet y por tanto, te puede perjudicar a la hora de conseguir clientes.

Sé diferente, pero siempre honesto con lo que sabes hacer y lo que no, porque de esta forma conseguirás marcar la diferencia y retener a tus clientes durante mucho tiempo.

En definitiva, ser trafficker es una buenísima opción para ganar dinero por internet, pero debes marcar la diferencia, ser tú mismo, conseguir sobresalir por encima de otros trafficker digitales con experiencia.

Esperamos que te haya gustado este artículo y que lo pongas muy pronto en práctica.

Un saludo y…

¡Hasta pronto!