En este momento estás viendo Un millón de dólares vendiendo cursos (historia de Euge Oller)

¡Bienvenidos! En este nuevo artículo analizaremos la historia y biografía de Euge Oller, estamos casi seguros de que has escuchado hablar sobre él. Y sino a partir de ahora comenzarás a verlo por todas partes.

Se trata de un emprendedor de Barcelona que fundó “Emprende Aprendiendo”. Cuenta con una comunidad de cientos de miles de personas en las redes sociales y ha conseguido facturar más de un millón de dólares con la venta de sus cursos.

¿Interesante verdad?

Pues si quieres saber más sobre él y cómo lo ha conseguido, aquí te lo explicamos todo.

Vamos al lio…

¿Quién es Euge Oller?

Eugenio Oller es un empresario treintañero nacido en una familia acomodada en Barcelona. Su primer proyecto lo emprendió con tan solo 17 años, este consistía en vender formaciones de Fingerboard.

Para quien no sepa que son los Fingerboard, se trata de mini-tablas de skate controladas con los dedos de la mano. Muchos expertos los usan para realizar trucos del skateboard reales, pero actualmente, ya se han convertido en tablas coleccionables.

Euge comienza con estos cursos porque practicaba skate pero tuvo una lesión que le impidió seguir, es por esto que comenzó con la afición de los mini-skate. Tras ver que había gente que compartía afición con él, decidió crear su primer canal de YouTube en el cual hacía tutoriales sobre Fingerboard. Creó un curso el cual distribuía en tiendas especializadas de skate o por Internet que enviaba a cada cliente.

Después de este proyecto, comenzó en el mundo del Póker, fue en ese momento donde se dió cuenta del potencial de las formaciones. Euge comenzó a formarse a través de diversos cursos, libros, formaciones por Internet, etc. En ese momento se dio cuenta de que cuanto más invertía en formación, más dinero ganaba con el Póker.

Euge estudió en la Universidad privada IQS en Barcelona, se formó en el Grado de Administración y Dirección de empresas. Al acabar la carrera se especializó a través de un Máster en emprendeduría en Taipei y San Francisco.

Tras finalizar sus estudios, intentó crear su primera empresa. Esta consistía en un modelo de negocio bastante sencillo, se trataba de una aplicación que iba a poner en contacto a transportistas con personas de a pie. Para que nos entendamos, el mismo negocio que actualmente usa Glovo, pero que en esos años no existía. Es por eso que en los años siguientes, Euge compitió con esta empresa para ver quién creaba y quien tenía las mejores capacidades para crearla. Finalmente, Euge abandonó dicho proyecto, puesto Glovo poseía más capacidades económicas para hacerlo.

Euge no se rindió y creó su siguiente emprendimiento “Opinoa”, muy similar a la anterior. Se trataba de una aplicación que ponía en contacto a artistas con locales. La gracia de este negocio era crear un “win to win”, ya que, venían artistas a exponer sus colecciones y estos traían a clientes, por tanto, el local podía vender más y el artista obtenía el local de forma gratuita.

Esta empresa finalmente no acabó de funcionar correctamente, pero siguió sin rendirse y junto a su socio crearon “Bustomshoes”. Esta consistía en una tienda online de zapatillas personalizables, donde el cliente eligiera el diseño que deseaba. Tras mucho esfuerzo y mucho dinero invertido, esta empresa tampoco funcionó.

Le dieron un cambio de rumbo a esa empresa a la venta  a otras empresas, debido a que ésta estaba dedicada a la venta de personas físicas como tú, entonces, decidieron pivotarla a otras empresas más grandes. Por desgracia, la empresa a día de hoy se encuentra cerrada.

Tras la experiencia con este tipo de negocio, Euge y su socio no se rindieron y crearon otra tienda online de relojes personalizados, pero esta vez sin invertir tanto dinero ni con un plan de acción tan concreto. Decidieron abrir este negocio online con la estrategia de Link Startup, que consiste en crear un producto mínimo viable e ir avanzando a medida que tenían respuesta del mercado. La empresa de relojes funcionó algo mejor, pero finalmente también tuvieron que cerrarla.

En paralelo, Euge iba documentando todo en su canal de YouTube, como otra de sus pasiones era el Marketing y el emprendimiento, decidió crear su primer producto de formación llamado “Flash libros”. Con el gran éxito que obtuvo con la venta de su libro, se dió cuenta de que el negocio estaba en la venta de formación y de educación.

A raíz de esto, creo su propia academia de “Emprende aprendiendo” con la que consiguió facturar más de un millón de dólares en sus dos primeros años de funcionamiento.

El método que usó Euge para el desarrollo de su academia es bastante sencillo, básicamente dos o tres pasos, los cuales serían:

1. Creación de contenido gratuito para las redes sociales. Euge junto a su equipo se dedican a crear mucho contenido para YouTube, Instagram, Postcast, etc. Con este contenido atrae a numerosos curiosos que les interesa.

Una vez obtenida la atención de estas personas, lo que hace es realizar distintos lanzamientos de sus cursos durante un tiempo limitado, por lo que, durante dicho tiempo limitado las personas van a tener la posibilidad de comprar esos cursos.

2. Consiste en crear contenido para las redes sociales, pero sin trasladar a la gente directamente a la venta de un curso, sino enviar a la gente a contenido gratuito como, por ejemplo, una clase gratis, un libro gratis…

Una vez las personas entran en los contenidos gratis, Euge y su equipo obtienen los emails, por lo que van a poder crear un sistema automatizado de email marketing para poder simular un lanzamiento y poder conseguir ventas de sus cursos en piloto automático.

3. Este último método de funcionamiento que pone en práctica Euge, consiste en hacer anuncios con Facebook ADS o Google ADS a contenido gratis como webinars, cursos o libros.

Actualmente, Euge vive en Andorra junto a su equipo que siguen trabajando en “Emprende aprendiendo”, pero también es inversor en otras empresas como, por ejemplo, Agencia de Marketing Digital de Bruno Sanders. Además, ha invertido en “Encomiendo”, un fondo de inversión especializado en startups y en una empresa de Big data.

Lecciones aprendidas con le caso de emprendimiento de Euge Oller

Tras leer los pasos que ha seguido Euge Oller podemos sacar varias conclusiones que te servirán de gran ayuda si estas empezando en el mundo del e-commerce y quieres llegar a conseguir los ingresos que Euge obtiene.

Las lecciones que aprendemos de Euge son:

1.  No te rindas. Euge junto a su socio, a pesar de haber fracasado con distintas empresas no se rindió, puesto que, en el mundo del emprendimiento NO EXISTE el fracaso, todo son lecciones. Al final, de todo se aprende, porque el hecho de haberse equivocado y no haberse rendido, ha conseguido estar situado hoy en día como un emprendedor digital de muchísimo éxito y prestigio.

Además, Euge no ha fracasado con su negocio, con muchos de ellos ha conseguido ganar dinero, pero con su constancia y el hecho de no rendirse, al final ha conseguido trabajar en lo que le apasiona y le motiva.

2. Aportar valor a tu nicho. Euge no solo se ha dedicado a crear la academia de “Emprende aprendiendo” y a vender sus cursos, con esto solo no sirve. Hay muchísimo más alrededor y lo más importante es que ha creado una comunidad, todo esto gracias a aportar valor tanto gratuito como de pago. La academia solamente es la base, dentro encontramos el gran valor de esta comunidad y es que, Euge, crea contenido de gran valor y de forma gratuita para sus vídeos de YouTube, Instagram y Postcast.

3. Administrar el dinero. Como hemos visto en menos de dos años Euge ha conseguido facturar más de un millón de dólares. Si te fijas en sus vídeos él no viste con grandes lujos, es decir, no gasta el dinero en cualquier cosa, sabe administrar el dinero. Esto es muy importante, porque puede darse lujos que en definitiva son a corto plazo, pero prefiere invertir dinero en otras empresas o en su propia empresa.

¿Cómo hace esto? Muy sencillo, invierte con buen material para la creación de vídeos, en tener un buen equipo, una buena atención al cliente. En definitiva, buscando lo que se denomina la productocracia, que no es más que de tener un buen producto que ofrecer dentro de una buena empresa para que dentro de unos cuantos años, dicha empresa siga funcionando debido a que los clientes que tienes a día de hoy salgan tan contentos que los propios clientes recomienden sus cursos o en un futuro compren otra de tus formaciones, ya que saben que la calidad es buena.

Hasta aquí este artículo sobre la biografía de Euge Oller, esperamos que te haya gustado nuestro análisis sobre un gran emprendedor y que te hayas quedado con estás grandes píldoras de enseñanza.

¡Hasta la próxima!